Anciana

Entre el hollín cancerígeno de los coches

caminas sin reparar en desprecios,

tu frágil humanidad parece reventar

sin que alguien te brinde algún aprecio.

Has visto demasiados inviernos

sufrimientos maquinados en avernos,

te veo con tal carga y me pregunto:

¿de dónde sacas tu brutal fortaleza, anciana?

Eres el espíritu humano personificado

la tenacidad de la voluntad glorificada,

tus ojos gastados nos gritan hambres

tus delgados labios resecos, sed de vida.

Esa sonrisa tuya ilumina las sombras

tu alegría incontenible eriza la piel,

¿hay alguien más humano que tú?

No lo creo, mujer indigna de un rey.

Llevas una vida de privaciones

y aún así la vives sin maldecir,

no estoy seguro de qué decir,

tal vez eres la madre de las canciones.

«Tienes un espíritu conformista»

podrían pensar los artistas,

¿que opción deja la sociedad esclavista?

Vida no es lo descrito en las revistas.

No conozco tu historia

tus problemas me son ajenos,

quisiera escuchar tus venenos

y sonreír con tus pasadas glorias.

Te admiro, formidable anciana

quien de la existencia recibe golpes,

evocación de la gloria humana

mujer valiente que no teme a la noche.

Imagen: Pixabay

2 comentarios sobre “Anciana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s