Buitres

Inicio el texto ofreciendo disculpas a los buitres. Son desagradables y los asociamos con la inmundicia, pero ellos, a diferencia de muchos seres «civilizados», sí cumplen con un propósito importante en el mundo.

Disculpas presentadas, quiero referirme en este escrito a los buitres políticos. En especial a dos compatriotas —si bien los políticos en cualquier lugar del mundo aplican métodos y triquiñuelas similares—, quienes la semana pasada mostraron toda su ruindad y avidez de sangre.

El sábado 27 de enero, Colombia fue sacudida por un atentado terrorista perpetrado cerca a la ciudad de Barranquilla, el cual los asesinos cobardes dirigieron contra una estación de policía. Había transcurrido mucho tiempo ya desde la última vez que el país enfrentó un atentado de ese tipo, pues si bien la violencia derivada del crimen organizado la continuamos padeciendo, los atentados terroristas comenzaban a vislumbrarse como algo del trágico ayer.

El infame ejercito de liberación nacional —ni es ejército, ni es nacional, ni han liberado siquiera a sus madres—, mejor conocido como ELN, se atribuyó el atentado; dando así un puntapié a la mesa de negociaciones de paz instalada en el vecino Ecuador. Esos terroristas cobardes jamás han mostrado real voluntad de paz y deben ser enfrentados con toda la contundencia de las fuerzas militares del estado. Merecen completo repudio nacional e internacional. Seguir leyendo “Buitres”

Los nuevos años 30’s

Al momento de escribir estas líneas una semana ha transcurrido desde el día en que tuvieron lugar las elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América. No tengo la más mínima intención de discernir sobre los motivos que llevaron a los estadounidenses a elegir presidente —mediante ese innecesariamente complicado y vetusto sistema electoral en el que la perdedora ganó el voto popular— al señor Donald Trump. No vivo en los Estados Unidos ni tengo amigos en dicho país. En realidad no tengo ninguna certeza sobre el porqué millones de personas en esa nación votaron por un bravucón —aunque haciendo algunos paralelismos con la situación en mi propio país podría hacerme alguna idea—.

Lo que ciertamente deseo es dar una breve opinión sobre la actualidad mundial. En alguna ocasión escuché —ya no recuerdo en donde o de quién— que la historia no es lineal; que en realidad la historia es cíclica y hay situaciones y eventos que tienden a ser similares a otros del pasado. Tal vez en un futuro cercano un sofisticado algoritmo computarizado pueda confirmar tal afirmación, e incluso predecir el destino de la raza humana en base a los acontecimientos presentes, pero mientras eso no suceda, solo queda tratar de encontrar patrones comunes en la historia.

Seguir leyendo “Los nuevos años 30’s”

…Y quienes tuvieron una segunda oportunidad sobre la tierra, decidieron que la muerte vale más que la vida.

“...donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra…

Gabriel García Márquez. Fragmento del discurso de aceptación del premio Nobel de literatura.
 
Caricatura de @matadoreltiempo
Resulta que las estirpes condenadas a la guerra si tuvieron una segunda oportunidad sobre la tierra. Y decidieron pisotear esa oportunidad. Decidieron escupir en el rostro de más de doscientos mil muertos y más de ocho millones de víctimas. Decidieron que no valía la pena hacer algunas concesiones a una guerrilla sangrienta, aunque ello significase salvar vidas humanas. El pasado domingo 02 de octubre de 2016, más de seis millones de Colombianos decidieron que es preferible odiar a muerte a esos bandidos y no dejarlos retornar a la civilidad. Decidieron que lo único que se le puede dar a la guerrilla es bala, aunque para ello se deba continuar derramando la sangre de los más pobres en los verdes campos colombianos. Y decidieron la forma de morir de esos pobres, también.

Seguir leyendo “…Y quienes tuvieron una segunda oportunidad sobre la tierra, decidieron que la muerte vale más que la vida.”

Una nueva oportunidad para Colombia.

Hoy es uno de esos días en que, para bien o para mal, se define la historia de un país. Se firma hoy en Cartagena de indias el acuerdo de paz entre los delincuentes de las Farc y el gobierno nacional. A pesar de sus proclamas, de su pretendida lucha por la justicia social, de autodenominarse “el ejército del pueblo” y de repetir hasta el cansancio, tratando de convencer a un país entero, pero más que nada a ellos mismos, de que todos los horrores que causaron los hicieron pensando en un mejor país; ¡los jefes guerrilleros no son más que una banda de asesinos! Con sus actos han causado dolor y sufrimiento por más de cincuenta largos años  a quienes nunca les pidieron que lucharan en su nombre. No nos digamos mentiras: Son los más humildes quienes han sufrido como nadie esta horrible guerra. Son los más pobres quienes disparan las balas. Y también quienes las reciben. Los jefes guerrilleros, para su eterno tormento, son los grandes culpables de la muerte de cientos de miles de seres humanos, así como del dolor causado a millones más. Es cierto que otros actores han contribuido en igual medida a la barbarie; pero, en mi opinión, la guerrilla fue el detonante del horror.

Seguir leyendo “Una nueva oportunidad para Colombia.”