Al que madruga…

«Vaya idea de mierda», murmuró Juanito. «Nada de clientes y este frío doloroso en los huesos»

Juanito Estrella deambulaba por las calles aledañas a la clínica Quirama. Los primeros rayos del sol eran todavía esperados para marcar el inicio del día y el final de la gélida noche veraniega, pero Juanito, con muchos deseos por trabajar pocas horas y regresar a casa, estaba en búsqueda de clientes. Unos días atrás, al salir del hospital, repleto en orgullo y alcohol, reparó en la gran masa de personas que caminaba por allí antes del amanecer: empleados, amas de casa y estudiantes solían transitar por el sector antes de las seis de la mañana para ocuparse de los asuntos cotidianos. De allí la idea de, en contra de su rutina habitual, levantarse antes del amanecer para volver a los alrededores de la clínica y trabajar con disciplina.

Pero las cosas no resultaban bien para Juanito Estrella. Esa madrugada algunos policías vigilaban el sector y prestaban acompañamiento a los transeúntes; en especial a los estudiantes, sus víctimas preferidas. «Pronto amanecerá», pensó él. «He de apresurarme».

El trabajador diligente temía que el manto protector de la oscuridad se desvaneciera, y su empresa de hacer temprano el dinero del día se convirtiese en una quimera. Se puso más alerta. Y fijó un objetivo. A la distancia pudo distinguir unos auriculares blancos adornando las orejas de un viejo. Y un cable del mismo color que parecía unirlos con el objeto guardado en el bolsillo derecho del pantalón de su posible cliente. «Ha de ser un teléfono móvil lo que guarda en el bolsillo», razonó. «Es él». Seguir leyendo “Al que madruga…”

Buitres

Inicio el texto ofreciendo disculpas a los buitres. Son desagradables y los asociamos con la inmundicia, pero ellos, a diferencia de muchos seres «civilizados», sí cumplen con un propósito importante en el mundo.

Disculpas presentadas, quiero referirme en este escrito a los buitres políticos. En especial a dos compatriotas —si bien los políticos en cualquier lugar del mundo aplican métodos y triquiñuelas similares—, quienes la semana pasada mostraron toda su ruindad y avidez de sangre.

El sábado 27 de enero, Colombia fue sacudida por un atentado terrorista perpetrado cerca a la ciudad de Barranquilla, el cual los asesinos cobardes dirigieron contra una estación de policía. Había transcurrido mucho tiempo ya desde la última vez que el país enfrentó un atentado de ese tipo, pues si bien la violencia derivada del crimen organizado la continuamos padeciendo, los atentados terroristas comenzaban a vislumbrarse como algo del trágico ayer.

El infame ejercito de liberación nacional —ni es ejército, ni es nacional, ni han liberado siquiera a sus madres—, mejor conocido como ELN, se atribuyó el atentado; dando así un puntapié a la mesa de negociaciones de paz instalada en el vecino Ecuador. Esos terroristas cobardes jamás han mostrado real voluntad de paz y deben ser enfrentados con toda la contundencia de las fuerzas militares del estado. Merecen completo repudio nacional e internacional. Seguir leyendo “Buitres”

La seguridad en la red y los buenos hábitos de navegación

En estos tiempos que corren la seguridad en la red se ha convertido en un tema de vital importancia para todos. Los datos personales de millones de nosotros se encuentran en la red, y si no se toman las debidas preocupaciones, cualquier persona inescrupulosa podría hacer mal uso de ellos.

Invasión gubernamental de nuestra privacidad aparte -tema muy preocupante, también- quiero escribir sobre la amenaza del robo de datos y credenciales por parte de los llamados hackers. Basta solo recordar el escándalo de fotos y videos íntimos de celebridades robados de servicios de almacenamiento en línea -Google drive, Onedrive, Dropbox, iCloud drive o el que sea se les venga a la mente-, y los robos en línea que sufren miles de personas a diario en todo el mundo, para que seamos conscientes de la necesidad de tomar unas precauciones mínimas en nuestros hábitos de navegación. Hasta ahora, según mi experiencia personal es preciso tomar las siguientes precauciones:

Seguir leyendo “La seguridad en la red y los buenos hábitos de navegación”

Todo un mundo en contra de los niños

Tomada de Pixabay.com
Lo que sucede con muchos niños en estos “civilizados” tiempos modernos es horrible. Y si en otros lugares del mundo la niñez es tratada como aquí, en Colombia, mi país, pues entonces las cosas están para llorar amargamente.
Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal, en el año 2015 se registraron 10.435 casos de violencia intrafamiliar que afectaron directamente a niños y adolescentes en todo el territorio colombiano; siendo lo más preocupante el hecho de que el 86% de las agresiones en contra de los menores tuvieron lugar en su propio hogar. Las cifras corresponden a denuncias verificadas, pero la realidad es que la inmensa mayoría de casos no son denunciados.
Eso sin mencionar las muertes de infantes por desnutrición. Según un artículo publicado en el diario el tiempo de la ciudad de Bogotá, el 22 de septiembre de este año, 56 menores de edad habían muerto en el departamento de la guajira entre los meses de enero y septiembre de 2016; cifra superior en 19 casos a las muertes registradas en el 2015 (¿Cuantas más quedarían sin registrar?). Si la muerte de un solo niño por hambre ya es de por sí un hecho en extremo lamentable, ¿que decir de 56 y solo en un departamento? -el más golpeado, según las cifras oficiales, eso sí-.

Seguir leyendo “Todo un mundo en contra de los niños”